BIOHUERTOS ESCOLARES

Proyecto: Biohuertos  y  comedores  escolares para  la  autosuficiencia  alimentaria  de  comunidades altoandinas del departamento de Puno.
Periodo de Ejecución:
Zona de Implementación: Distritos de Chucuito, Coata y Cabanilla, Provincia de Puno y distritos de Lampa y Palca, Provincia de Lampa, Departamento de Puno.
Beneficiarios: 549 niños y niñas, padres y madres de familia de 11 IIEE
Sector: Seguridad Alimentaria y Nutrición
Instituciones Socias:
Financiamiento: Asociación Global Humanitaria, Asociación United Way Perú.

El departamento de Puno se encuentra entre los departamentos más pobres del Perú; con 41.6% en extrema pobreza. La población de las zonas rurales vive en condiciones de pobreza y pobreza extrema lo que no permite el acceso a una alimentación adecuada y se suma a ello la insuficiente disponibilidad de alimentos para la preparación de una alimentación balanceada; siendo los más afectados los niños que sólo pueden acceder a una o dos comidas al día, constituidas principalmente por carbohidratos  y  escasas  proteínas,  vitaminas  y  minerales.

Las  familias  se  dedican  a  actividades pecuarias y agrícolas abasteciendo su canasta alimentaria con los pocos alimentos que producen lo cual se ve afectado por los factores climáticos adversos. Debido a la situación de exclusión en que viven las familias y a que las instituciones públicas no cubrían las necesidades  nutricionales de los niños y niñas escolares,  Global Humanitaria Perú puso en marcha en el 2002, acciones destinadas a mejorar los niveles nutricionales de la población preescolar y escolar con un programa de asistencia alimentaria, contribuyendo además a mejorar la atención en clases,   la   asistencia   escolar   y   los   hábitos   alimentarios.

Al   mantenerse   crítica   la   situación socioeconómica y la inseguridad alimentaria entre la población infantil de la zona, desde el año 2012, Global Humanitaria Perú ha fortalecido su intervención, desarrollando en escuelas primarias rurales una estrategia para integrar al currículo escolar contenidos y prácticas orientados a mejorar su salud nutricional y seguridad alimentaria.


Esta estrategia comprende la implementación de Biohuertos escolares pedagógicos, los cuales son centros de aprendizaje productivos, mediante los cuales se busca formar a los escolares en temas de salud, higiene y producción de alimentos saludables que serán consumidos en la escuela. Estos centros de aprendizaje no sólo están al servicio de los escolares sino también de sus familias, las cuales aprenden técnicas agrícolas de producción de verduras y hortalizas de manera orgánica, económica y sencilla de aplicar en sus hogares promoviéndose, de esta manera, la producción y el consumo también en el ámbito familiar.

Gracias a los productos del biohuerto, se logra incrementar la disponibilidad y diversidad de alimentos nutritivos y orgánicos, produciéndose 11 especies de vegetales  que se incorporan a las preparaciones del comedor escolar. Los docentes, padres y madres reciben capacitación en cuanto al manejo del Biohuerto. Y junto a docentes se implementan instrumentos  para la enseñanza y el aprendizaje de contenidos educativos curriculares y de Seguridad Alimentaria Nutricional a través del biohuerto como herramienta pedagógica.

De esta manera, la estrategia involucra a toda la comunidad educativa, es decir, a profesores, alumnos y fundamentalmente a los padres y madres de familia quienes se convierten en los actores principales en el proceso de gestión de trabajo de los Biohuertos. Con esta estrategia, logramos el fomento de la participación social comunitaria y el enfoque productivo para la seguridad alimentaria y agroecológica a fin de fortalecer el proceso de enseñanza – aprendizaje de las instituciones educativas beneficiarias, así como la mejora  de las  condiciones de alimentación.